ES

Una carta al amor

Sin importar si mis párrafos carecen de sentido y si los versos se escapan de la sensibilidad de la pluma, sé que leerás mis palabras. No por deber, pero por necesidad. Necesidad de tornar mis letras en tuyas con cada mirada.

Y si, sé bien cuán ocupadas son tus horas y lo mucho que debes dejar de hacer solo para obsequiarme un minuto. Pero te prometo que vale la pena cada segundo en que te fijas en estos ojitos dormilones, cuya admiración por ti sobrepasa cualquier barrera temporal.

Así pues, entre tanta ocupación tuya, he de recordarte lo mucho que este pequeño y débil corazón te extraña.

Con locura.

Quizás demasiada.

Mas ya no estoy en posición de negar la intensidad de lo que ahora siento. Este vacío me obliga a hablar de más.

Y en la incapacidad de mis límites te busco. Para hablar, para sentir, para decirte que eres todo lo bueno, bonito y esencial de esta vida.

Y te lo digo aquí sin mayores prejuicios. Sin temor al rechazo. Mas con pesar de caer en el olvido.

Te pido entonces no te olvides de mí, mi amor. No te olvides de nosotros. Y sólo deja que mi afecto en desmesura sea la sábana que cobije tu noche y te arrulle a la paz.

Ah…

Sí, sé que pido mucho.

Pero compréndeme solo esta vez y cae en cuenta que esta nostalgia ya es demasiada para tan poco yo.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s